Permalink to single post

Mi Primo Porno (y la Mítica Olga)

Entre estas dos fotos (el bautizo de mi hermana y mi 31 cumpleaños respectivamente) median casi 30 años. Elementos en común: mi primo y un servidor de ustedes. Entremedias, un largo desencuentro y un glorioso reencuentro que, por su interés, pasamos a reproducir (“jarl”, sueno como el facha que lee las editoriales de El Mundo y de Jiménez Losantos en Canal 7 ¿es la seducción del fascismo?).

A lo que íbamos. Hace unos años, cuando mi novia comenzó a convertirme en ser humano y sacarme de las más profundas simas del frikismo – aunque, visto este blog, parece que hubiese fracasado, os aseguro que mi estado vital era todavía más ignominioso – me comentó: “Es cierto que los gallegos no sois muy normales. Yo tengo un amigo de Vigo tan depravado como tú que te va a caer muy bien”. Una vez más, acertó. En la fiesta en la que nos conocimos, entre múltiples chascarrillos y remembranzas de la ciudad olívica – no, Jaén, no – surgió esa tonterida de “-Posse es un apellido muy raro… ¿Cómo se llama tu abuelo? -Pues Antonio Posse Quirós -¡Coño! ¡El tío Antonio!”. Y es que Vigo es pequeño, pero 300.000 habitantes dan para que cualquier vigués que te presenten no sea necesariamente tu primo.

Pero lo mejor estaba aún por llegar. Una cosa es que, después de tantos años, ese niño que salía en la foto del bautizo de mi hermana tuviese su propio devenir vital, que incluyese Bellas Artes, diseño, y una gran relevancia en el mundo del bondage, fetish y S&M español (en su blog podréis aprender deleitándoos a la par que cagándoos en Rajoy, lo que siempre está bien), y otra cosa muy distinta es que ese primo fuese… ¡el niño que llevaba las arras en la boda de mis padres! ¡Y con impagable camisa de chorreras! Bueno, lo de las chorreras en plena década de los 70 tiene su pase, lo que no tiene pase alguno es mi actitud hacia mi primo por aquel entonces.

Yo tendría unos cinco años, veía la foto de la boda de mis progenitores, y asumía que ese niño que, entre mis padres, desempeñaba un papel tan glamouroso como protagonista, sólo podía ser YO. No me miréis así, a los cinco años no sabía que ir de blanco a la iglesia con tu propio hijo portando las arras consistía un desbocado acto de cinismo https://videos-porno.xxx/videos-porno/videos-porno-maduras. Suficiente, incluso, para que el Cristo se desclavase de la cruz y empezase a repartir hostias entre todo el convite nupcial. Lógicamente, mi padre me decía “No, ese niño no eres tú, sino tu primo Miguelito”. Y yo, que no conocía a dicho sujeto, me enfadaba y buscaba perpetuar el autoengaño de que, aunque no me pareciese físicamente, yo era el niño de esa foto. Creo que no lo logré, pero esa boda me ha hecho vivir siempre en el engaño. Como el día en que encontré una cassette de audio en la que habían grabado la boda y que ponía “Low Noise”. Con seis años asumí que “Noise” tendría que significar “Nuestra” en inglés (son parecidos, leñe) así que “Low” tendría que ser “Boda” por tener las dos una “o”. Tal vez necesite ayuda de una psicóloga como la mítica Cuñada para poder asumir mi pasado de forma sana.

El caso es que, más de veinte años después me topo con una figura mitológica de mi infancia y, en vez de descargar mi frustración hacia él, me hago “fans” suyo. No fueron pocas las sabidurías que de él aprendiere, guardando gratísimo recuerdo de una fiesta “Six”, que no “Sex”. En este evento, uno podía elegir su ámbito vital desde la más absoluta tolerancia. En una habitación se bailaba salsa, en otra podías tomarte tus clásicos canapés festeiros con cubata y, mientras tanto, oír los gemidos y fustazos que provenían del cuarto oscuro mientras un señor en tanga con botas de cowboy corría a tu lado en pos de un preservativo https://videos-porno.xxx/videos-porno/videos-porno-de-mujeres-follando. Lanavajaenelojo, mientras tanto, era interrogada en la cocina “¿Quieres ser la reina de la fiesta? –Bueno, si no tengo que hacer nada -No, sólo tendrías que recibir -Errr, creo que esta chica lo haría mejor (señalando a la reina del cuarto oscuro) -Uy no, yo ya estoy muy cansada (doy fe que el ritmo de los fustazos me causaban más dolor por la muñeca que los producía que por las nalgas que los recibían)”. En fin, aquella fiesta me pareció el modelo de cómo se debería organizar España: tolerancia y diversión.

Furthermore, el carácter artístico de mi primo dio lugar a una bellísima colaboración entre ambos. En esa época yo dirigía un programa de Canal Satélite Digital llamado “Red Infernal” (un día faré un artículo sobre ello). Como el programa era una oda al cutrerío, la sordidez y, además, era emitido a las dos de la mañana, la cancha para hacer lo que te viniese en gana era absoluta. El primo y yo decidimos hacer una serie de piezas didácticas sobre el sado en las que, además de derribar prejuicios, no se cayese en el rollito de “vamos a reírnos un poco de esos frikis” tan propio de Crónicas Marcianas y bodrios similares.

La primera de ellas fue una entrevista a Olga Cambassani, transexual propietaria de una mazmorra sado. Olga había dado a conocer su “estado” a sus padres a través de una intervención en “Saber y Ganar”, así que, para la pieza, también dispuse de unas videocapturas de su gran tête-a-tête con Jordi Hurtado. Cuando mi cuñado, “fozando” (hurgando) en mi ordenador, vio esos documentos gráficos, exclamó: “¿Qué haces con estas fotos de la mítica Olga?” y, desde entonces, “la mítica Olga” devino la forma de llamar a la señora Cambassani. Enfervorizado al saber la dimensión del mito que abordaba, fui con el Primo a su mazmorra para rodar la épica entrevista que aquí os mostramos.

Desde entonces, Olga ha seguido batallando por los derechos de los transexuales y, desde aquí, le deseamos la mejor de las suertes. Mi primo, por su parte, tampoco ha descansado y ha seguido ganándose todo mi amor amén del apelativo “El Primo Porno” que ya ha llegado a lucir con orgullo. Otros le han llamado “Ediciones SM” pero, para mí, siempre será EL Primo por antonomasia.

Permalink to single post

Yo TAMPOCO veo porno. En serio. No tengo tiempo. Ni siquiera veo cine

Bakshish Menfadlak, ¿que no tienes tiempo de ver porno? Pero si el porno se ve con un dedo en el Fast Forward. ¿Cómo no vas a tener tiempo?

La anécdota es muy grande, y la idea de un comentarista de poner porno vintage en VO a una tía me parece la idea más descabellada que he oído. Tengo que intentarlo.

Un blog de fracasos liguísticos es justo y necesario.

Jajaja, muy jrande!
Una vez, yendo por Gran Vía con mi querido amigo Nick, le comenté algo sobre cierta actriz o película porno, a lo que el, buscando la reacción de las dos chicas jovencitas que iban pocos pasos por delante nuestra, me espeta : “Perdona, pero yo no me junto con gente que vé porno” la cara de las nenas fue antológica, y mi descojone, mayor aún. Sobre todo viniendo de una enciclopedia andante del género como era el https://videos-porno.xxx/videos-porno/videos-porno-casero. Ahora está casado. Y ningún casado ve porno. Eso lo saben todas las esposas. Por supuesto.

O puedes decir la verdad.
Cualquiera con dos dedos de frente os sugeriría que, si queréis interesar a una chica, tendréis que mentir. Porque sólo hay otra cosa que haga que una mujer tenga peor idea de ti nada más conocerte: insistir en hablarle de las diferencias entre Star Trek: La serie original y Star Trek: La Nueva Generación, y cómo un crossover entre ambas y con zombis sería súper-la-hostia.
Pero aquí os ofrezco un breve momento personal que aconseja, queridos hermanos, NO que haya que decir la verdad. Sino que hay que saber mentir bien. Y controlar tu lengua.
Érase una vez un pequeño Paco Fox que se sentó en una sala de cine vacía acompañado de una espectacular morena de esas que hacen que en mi fiesta de cumpleaños mis amigos hagan cola para intentar hacerse los interesantes y que se note poco su frikismo. De esas munheres que hacen que tu modo seductor se ponga en ON e intentes hacerte el interesante. O sea: ser otra persona totalmente distinta a tu usual yo neurótico y egocéntrico.
Así que allí estaba yo, con mi metro sesenta y ocho y mi bagaje de frikismo, al lado de eso que se llama ‘mujer de bandera’, sólo si por bandera entendiéramos una placa de oro con la cara de Chuck Norris grabada que, además, se transforma en Optimus Prime y te cura las cataratas y el exceso de legañas con sólo mirarla. La película en cuestión era una elección perfecta para ver con una chica: ‘Piraña 3D’. Esa en la que uno de los bichos escupe la picha de Jerry O’Connell después de devorarle las piernas. Algo que cualquiera haría, porque todos sabemos que las criadillas son mucho más tiernas y sabrosas.
Yo ya estaba desde el principio en mi usual full mode de hacerme el graciosete / interesante para llamar la atención. Es la única opción cuando tienes la nariz de Karl Malden y la amplitud de espaldas de Steve Buscemi. Tras mi sesión de jocosos comentarios, empezamos con la peli.
Obviamente, al estar solos, comentábamos varias cosas sobre el producto. Yo hablaba para hacer gala de mis profundos (en el sentido de ‘subnormal profundo’) conocimientos de cine de género para epatar a absolutamente ninguna mujer a la que alguna vez le hayan invitado a una copa gratis en una discoteca. Lo curioso es que, en un momento dado, la chica comentó una cosa inesperada. Debido a que tenía que ver con la distribución de la película, sabía datos sobre ella. Os juro que el diálogo fue tal cual y con exactamente el mismo tempo:
Permalink to single post

Las mujeres ven porno igual que los hombres, sólo que mienten mejor

Las mujeres ven porno igual que los hombres, sólo que mienten mejor, a ver si os dais cuenta de una vez va siempre hay que ir con la verdad por delante… los niños como muy tarde empiezan a ver porno a los 10 años ya es algo normal XD A ver, anónimo, creo que no has entendido a Paco Fox. No es verdad que se pinte tan mal a sí mismo; lo cierto es que, según él, tiene físico de actor de cine. La nariz de Malden, las espaldas de Buscemi, la altura de Landa…

De hecho, mi padre era, hasta hace poco, igualico a Alfredo Landa Y lo digo con orgullo.

Como debe ser. Yo tengo un amigo a quien le señalo el parecido, y el muy canalla se ofende. Y eso que van al mismo peluquero a que les arregle el peinado de cuello para abajo.

Aquí va una pornoanécdota, la única que me sé. Hace unos años, estaba yo con dos amigos, que casualmente son hermanos entre ellos. Él me contó, todo orgulloso, que en su reciente viaje a Praga había coincidido en el avión con una munhé de la cual no recuerdo el nombre, a la cual le había pedido un autógrafo.

Ante mi cara de estupefacción, ella lo puso todo claro: “Es una actriz de cine porno famosísima. ¿No la conoces? https://videos-porno.xxx/videos-porno/videos-porno-de-pov

Yo, que no veo porno, contesté que no, a lo cual ella me dio una respuesta jrandísima: “Ah, pues (Aquí el nombre del hermano) es fan suyo desde los doce años”.

Toma ya. Eso es Porno Pride, que hasta tu hermana mayor sepa con quién te gusta hacerte las pajas.Creo que a cualquier edad se puede ver porno sin importar que edad se tenga, solamente tiene que gustarte :)

Has olvidado algo treméndamente importante.

Las mujeres no somos idiotas, digáis lo que digáis sabemos que veis porno.

PornoanePdota: Por razones laborales conocí a una italiana de muy buen ver. Después de una reunión hasta tarde y con ganas de after-working decidimos ir a tomar unas copas a una terraza. Madrid, mes de julio, canícula a tope, cervezas calientes y sudores. Se me ocurre proponerla un plan alternativo, una “sesión golfa” a lo que la italiana responde afirmativamente y con entusiasmo. Cuando llegamos al cine y la señorita vio la cartelera, me espeta: “pensavo che mi portavi a vedere una porno”. “¿Cómo se te ocurre?” contesté yo. Pagué las entradas, vimos una de Jennifer Aniston (era lo que había), pero logré quitarme el calor gracias al aire acondicionado de la sala.
Cuando terminó el filme, como un caballero acompañé a la dama a su hotel y en el momento de la despedida, me suelta “se tu mi portasse a vedere una porno, io glielo avessi mangiato”. Dio media vuelta y se fue a su habitación…

Moraleja1: antes de invitar a una sesión golfa, explica qué es lo que es, porque pueden estar esperando cosas

Moraleja2: Si una tía te vacila con el porno, vacílala más, lo mismo hasta pillas

Moraleja de enmedio: no desaproveches nunca a una italiana, porque son difíciles de cojones

Permalink to single post

Una tía que se crea que un hombre adulto heterosexual no ve porno es una jodida ilusa

Mi experiencia es que digas lo que digas la cagarás, si dices que no resultará que la señorita es una ardiente y liberada amante que pasará de ti, si dices que sí te mandará a paseo por salido. No hay nada que hacer, lo mejor si sale el tema es intentar hablar de mascotas, no se porque tema infalible :-)

Una tía que se crea que un hombre adulto heterosexual no ve porno  https://videos-porno.xxx/videos-porno/videos-porno-hd es una jodida ilusa.

No hay porqué mentir, que se jodan, y si no les gusta, para eso están las otras putas, las de pago, que puede que salgan hasta más baratas en ocasiones.

Las que tendrían que mentir son ellas, a quién coño se le ocurre no ver porno? Madre mía, a dónde vamos a llegar!El porno de hoy en día es muy malo. Donde este el vintage danés, en VO, con esos felpudos, esos bigotes, esos pantalones campana, y esa sensación de que se quieren…, si yo las veo a su velocidad normal!, esperando que al final se casen. La pena es no saber danés. A todas las mujeres que les he puesto una peli de estas,.me han dicho enternecidas, tío, tu si que sabes.Lo de las espaldas de Buscemi me tiene por los suelos. Muy, muy, muy jrande. Por lo demás, el artículo esta vez bastante flojete, porque las mujeres vemos porno a tutiplén. Os limitáis vosotros mesmos.Creo que todos los que vimos esta peli pensamos en esa escena: Esa nos es gina michels? Xddd

Biuenísima historia, tan buena que suena inverosímil, pero I WANT TO BELIEVE.

Por cierto, me ha hecho gracia encontrar a morti en los comentarios, qué pequeño es el BUEN Internet.

Yo veo dos opciones:

A) Solo quieres sexo: miente todo lo que quieras y más. Total… mañana será otro día.

B) Quieres una relación más larga: di siempre la verdad. Si no lo haces la relación estará abocada al fracaso y las cosas es mejor que no comiencen a rodar siquiera si vas a cagarla.

Si aún así optas habitualmente por “esconder tus secretos” es que no tienes confianza en ti mismo. Una persona con orgullo propio y edad suficiente para tener vello genital se planta y dice: “sí, este soy yo; si no te gusta ya nos vemos”.

Si crees que tienes que “mentir” para gustar a una mujer es que tienes un problema muy SERIO y MUY GORDO con tu nula capacidad de seduccion.

O sea, el problema no es mentir o decir la verdad, el problema eres tú que no sabes relacionarte ni seducir.

Vamos, no me jodas, desde cuando decir que ves porno es algo negativo, tampoo hay que vangloriarse de ello, pero si surge el tema: “Pues si, veo de vez en cuando” y punto, ni más ni menos.

En tu caso con haber contestado:

Ah, no sabia que salían actrices porno en la película.

No hubieras ni mentido ni dicho la verdad, pero tu desmesurada necesidad de gustarle y lamerle el culo a la tía es lo que te han causado el verte como un mentiroso desesperado.

Te reptio, mentir es tu menor de los problemas, eres nulo con las mujeres…

Además, empiezas tu post asumiendo que eres super feo e indeseable, joder macho, no se puede ser más pésimo ligando.

Tus pensamientos a la hora de ligar osn: No valo una mierda y soy super feo, tengo que mentir e intentar agradar como sea.

Te lo repito: El menor de tus problemas es mentir, eres tú mismo que te saboteas.

Veo muchos comentarios de gente que parece no estar al tanto del conceto vicisitudesco. Me encanta, es como ver una peli de Esteso con banda sonora de Mozart.

A todos esos que me han dicho que no tengo ni puta idea, que no sé hablarle a las mujeres, que no sé ligar, que soy un pagafantas, etc, sólo tengo una cosa que deciros:

TENÉIS RAZÓN. De verdad.

Y no se os ocurre LA tercera via.
Yo a mi seneora siempre le digo que solo veo p0rn0 de X-art, Little Caprice que solo lo hace con su novio, la iluminación, el mimo en los encuadres… Amor y no porno, eso es lo que es!

Y a los amigotes porno bizarro, White Pony, Booyah!

Permalink to single post

¿porno? ¿que es eso? Este arículo es jrandísimo!

He de contar una anéPdota con moraleja distinta que viene al caso. Con unos 18 años, quedé con una muhé, en casa de sus padres, que no estaban, con un plan de los de cenar y ver una peli. Vamos, de “esta noche me la tiro”.

Me tocó elegir la peli, supongo que el 99% de la humanidad hubiera optado por Titanic, Los Puentes De Madison, o algo por ese estilo. Yo me llevé mi DVD de “Meet The Feebles”.

Y follé. De hecho acabamos saliendo.Pues si a mí me dices que no ves porno no me lo voy a creer, y vas a quedar un poco mal por mentir y por pensar que me creo eso xD. Yo veo porno, así que me estarías obligando también a mentir.Todavía me pregunto qué hostias se me pasaba por la cabeza para llevar una peli con zorros sodomitas, hipopótamos bulímicos y cocodrilos heroinómanos a una cita de cena con velitas. Then again, igual llego a llevar Memorias De África y me hubiera comido los mocos!Paco eres grande…eres como el george costanza de lo freak..un personaje de sitcom capaz de reconocer las partes anatómicas más inverosimiles…
Pero estoy con katniss..decir lo de “no veo porno https://videos-porno.xxx/videos-porno/videos-porno-latino” o “veo solo porno para reirme” es como uno de esos tópicos rancios que ya no se cree nadie…

Yo tampoco me lo creo, es más, para mi ganan puntos los que ven porno y si tienen saberes pornoenciclopédicos, más aún.

También digo lo mismo que Katniss (me encanta ese nick).

Es que vosotras sois munheres especiales. Esto es, gente lo suficientemente respetable desde el punto de vista freak como para visitar un pozo de internet que se llama ‘Vicisitud y Sordidez’.

Dicho esto, la interfecta protagonista de la anécdota también lee el blog…

Jajaja, muy jrande!
Una vez, yendo por Gran Vía con mi querido amigo Nick, le comenté algo sobre cierta actriz o película porno, a lo que el, buscando la reacción de las dos chicas jovencitas que iban pocos pasos por delante nuestra, me espeta : “Perdona, pero yo no me junto con gente que vé porno” la cara de las nenas fue antológica, y mi descojone, mayor aún. Sobre todo viniendo de una enciclopedia andante del género como era el. Ahora está casado. Y ningún casado ve porno. Eso lo saben todas las esposas. Por supuesto.

Tampoco era plan de asustarse, a fin de cuentas en un primer momento nos unió el porno.

Eh! Me explico:
Nuestro primer contacto fue en una fiesta en la que, para asombro del 50% de los invitados, Visicitud disertó lago y tendido acerca del montaje en el cine porno.

“En un primer momento nos unió el porno”: una de las frases más bonitas que me has dicho.

No hay una vocecita dentro de ti que dice eso de “porque? porque no me callaría yo?” porque a mi me pasa constantemente XD. Besotes

Magnifico anecdota, Paco.

No entiendo a la gente que miente sobre estos temas.

Como decia mi mujer a tres amigos mios hablando de sus blogs sobre el rock progresivo:

“¿Es que no podrais preumir de una aficion más respetable, como ver porno sadomasoquista, por ejemplo?

Y que conste que no veo porno.

Permalink to single post

Confesar que se ve porno: una historia con moraleja

Eres un señor. Has pasado ya los 30. En esa etapa vital, a veces puede surgir, en conversación con una fémina, el tema de las películas porno. Ante tal situación, tienes dos opciones:
 a) Bien comentas que ya estás demasiado mayor para esas cosas videos-porno.xxx . Que antes, de joven, eras un experto y eso, pero que ya has madurado y las ves a veces más para reírte que para otra cosa. Que tú estás ya por encima.
b) O puedes decir la verdad.
Cualquiera con dos dedos de frente os sugeriría que, si queréis interesar a una chica, tendréis que mentir. Porque sólo hay otra cosa que haga que una mujer tenga peor idea de ti nada más conocerte: insistir en hablarle de las diferencias entre Star Trek: La serie original y Star Trek: La Nueva Generación, y cómo un crossover entre ambas y con zombis sería súper-la-hostia.
Pero aquí os ofrezco un breve momento personal que aconseja, queridos hermanos, NO que haya que decir la verdad. Sino que hay que saber mentir bien. Y controlar tu lengua.
Érase una vez un pequeño Paco Fox que se sentó en una sala de cine vacía acompañado de una espectacular morena de esas que hacen que en mi fiesta de cumpleaños mis amigos hagan cola para intentar hacerse los interesantes y que se note poco su frikismo. De esas munheres que hacen que tu modo seductor se ponga en ON e intentes hacerte el interesante. O sea: ser otra persona totalmente distinta a tu usual yo neurótico y egocéntrico.
Así que allí estaba yo, con mi metro sesenta y ocho y mi bagaje de frikismo, al lado de eso que se llama ‘mujer de bandera’, sólo si por bandera entendiéramos una placa de oro con la cara de Chuck Norris grabada que, además, se transforma en Optimus Prime y te cura las cataratas y el exceso de legañas con sólo mirarla. La película en cuestión era una elección perfecta para ver con una chica: ‘Piraña 3D’. Esa en la que uno de los bichos escupe la picha de Jerry O’Connell después de devorarle las piernas. Algo que cualquiera haría, porque todos sabemos que las criadillas son mucho más tiernas y sabrosas.
Yo ya estaba desde el principio en mi usual full mode de hacerme el graciosete / interesante para llamar la atención. Es la única opción cuando tienes la nariz de Karl Malden y la amplitud de espaldas de Steve Buscemi. Tras mi sesión de jocosos comentarios, empezamos con la peli.
Obviamente, al estar solos, comentábamos varias cosas sobre el producto. Yo hablaba para hacer gala de mis profundos (en el sentido de ‘subnormal profundo’) conocimientos de cine de género para epatar a absolutamente ninguna mujer a la que alguna vez le hayan invitado a una copa gratis en una discoteca. Lo curioso es que, en un momento dado, la chica comentó una cosa inesperada. Debido a que tenía que ver con la distribución de la película, sabía datos sobre ella. Os juro que el diálogo fue tal cual y con exactamente el mismo tempo:
Mushasha: Pues no sé si sabes que en la película salen varias actrices porno.
Paco: (Haciéndose el tonto) ¿Ah sí? Pues no era muy consciente de eso (falsa falsedad). Es que yo, claro: de porno de hoy en día no estoy muy puesto. Antes, sí. Cuando iba al instituto, que es el momento de ver cine de ese. Entonces conocía a las estrellas del género. Pero yo ya… bueno, ya sabes… las estrellas de hoy en día no las domino porque ya estoy demasiado mayor para esas c… ¡HOSTIALAPUTA, ESAS TETAS SON DE GIANNA MICHAELS!
Ella. Y ELLAS DOS
Efectivamente: era la escena en la que Gianna hace parapente, restriega las mamas en 3D por el agua y luego las pirañas, en una extraña elección culinaria, le devoran de cintura para abajo. Lo cual tampoco sería un hándicap para que siguiera haciendo porno, porque sus fans sabemos lo que nos gusta de ella.
Desconozco el concepto que dejé en la munhé para el futuro, pero todos sabemos que obliteré todas mis posibilidades de acercamiento. Así que, queridos lectores, no sólo hay que mentir. Es que, joder, has de controlar tu lengua. Pero claro, cuando tienes una neurona intentando ver una peli, otra ocupada en hacer comentarios jocosos e interesantes y la tercera en no dejar escapar ningún gas, la que se encarga de los comentarios fuera de tono está más atascada que la epilady de Don Pimpón.
A partir de cierta edad, ninguno vemos porno. Ninguno. Y Sasha Grey es una que salía en una peli mala de Sordidberg. Y PUNTO.